lunes, 21 de enero de 2013

Guardiola 2.0: El bávaro

La semana pasada el nombre de Pep Guardiola volvió a ocupar todas las primeras páginas de la prensa deportiva tras darse a conocer su contrato para las tres próximas temporadas con el Bayern de Múnich. Esta decisión, sorprendente para la mayoría, abre un nuevo episodio en la carrera del entrenador catalán y muchas preguntas sobre su futuro y el del Bayern, aquí analizamos algunas variables y las posibles consecuencias de esta decisión:

El club: Pocos clubes en Europa pueden mirar de tu a tú al Bayern, Guardiola finalmente ha escogido el pedigrí de un clásico antes que el exotismo de un nuevo rico. En un país con un ambiente futbolístico envidiable el club bávaro es ogro y héroe a un mismo tiempo. Una institución estable y regida por ex futbolistas de renombre, sin duda, este ha debido ser uno de los puntos clave a la hora de tomar
la decisión, siempre le será mas fácil entenderse con gente de futbol que con los caprichos de un multimillonario que vive a miles de km de distancia. En mi opinión, un acierto y un síntoma de inteligencia futbolística.

El contrato: un punto novedoso ha sido el contrato de tres temporadas en lugar de una sola, como venía acostumbrando en el Barça. Este cambio deja traslucir un compromiso con su nuevo club (un compromiso que en el Barça, como el valor en la mili, se daba por supuesto) y un proyecto a medio-largo plazo que continuará con la estabilidad que habitualmente rodea al club germano. La duración permite que las exigencias, máximas, no vayan marcadas por las prisas.

El estilo: la impronta de Guardiola es de sobra conocida, la pregunta es ¿será capaz de transformar la esencia del rodillo alemán? ¿Cambiaran los teutones sus tambores por violines? El Bayern es un equipo que no se ha caracterizado de manera histórica por su futbol de toque, sino más bien por el esfuerzo, el orgullo y la concentración de unos jugadores siempre entre los mejores del mundo. Pulmón y pierna fuerte rematado con clase. El Bayern siempre ha sido capaz de meter presión y asfixiar a su rival mental y físicamente. A partir de ahora ¿comienza un cambio de estilo similar al de la selecciona germana (Joachim Low mediante)? Estoy seguro que la intención de Guardiola es esa pero el verdadero reto es ¿cómo hacerlo sin Xavi, Iniesta y Busquets?

La portería: Neuer es indiscutible bajo los palos y no creo que tenga demasiados problemas para cumplir en el juego con los pies que exige Guardiola. Sin duda, agradecerá que su propio equipo intente mantener al rival lo más lejos posible mediante la posesión. Debe ganar continuidad, calidad y personalidad le sobran.

La defensa: Jugar al toque y sacar el balón desde casi la línea de fondo será algo innovador para el Bayern. Lahm será fijo y, seguro, uno de los mejores aliados de Guardiola (el preparador tiene que encontrar un nexo con el vestuario y los veteranos son fundamentales para esto), ocupará puesto en uno de los laterales o en ambos en funcion de las necesidades, y apostaría a que Javi Martinez pasara muchos minutos jugando como central. Quizá el resto de puestos de la defensa sean los más complicados de “reestructurar” para el catalán.

El mediocampo: Si una línea de jugadores marca el estilo de Pep son los centrocampistas, teniendo el Bayern alguno de mucha calidad es cierto que no se asemejan a los que el catalán ha empleado en el Barça. Toni Kroos puede ser el más similar y seguramente sea uno de los faros del equipo. Schweinsteiger ha demostrado en multitud de ocasiones su capacidad de reconversión y su peso emocional en el equipo le da muchos puntos. El pivote defensivo podría ser para Luis Gustavo si recupera el nivel del año anterior. El fichaje definitivo podría ser el pujante Gotze y suena con fuerza el malagueño Isco. Esta línea debería ser el principal foco de atención del club para cambiar su estilo.

La delantera: Los nombres apabullan, Robben, Ribery, Mario Gomez, Mandzukic… las bandas podrían ser, en principio, para las dos primas donnas, R&R. El nueve, aquí es donde mas dudas tengo sobre la  formula que utilizará. Guardiola alcanzo su zenit como entrenador jugando sin un nueve puro, de hecho la única temporada en la que tuvo un rematador (aunque Zlatan es algo más que eso) los resultados, en cuanto a goles del nueve y juego del equipo, no fueron los esperados. Tanto Gomez como Mandzukic son dos tipos de la vieja escuela, fuertes, potentes, rematadores… ¿serán capaces de adaptarse al método Guardiola?

Los resultados: Fichando por el Bayern Guardiola puede estar seguro de que aumentara su palmarés. Una prueba, en menos de 40 años (1964-2012) los muniqueses han ganado más de 20 ligas. Esto debe ser un arma de doble filo, por un lado ganará algo casi con total seguridad pero por otro, no le bastara la Bundesliga para triunfar. Europa es el cómo, que y cuando de este proyecto. Sin Champions no habrá gloria en este club ganador y harto de ver a otro ganarle las últimas dos finales disputadas.

Comienza una nueva época para Guardiola, un enfermo del futbol que quiere contagiarse en otro país.