lunes, 24 de diciembre de 2012

Mourinho y el efecto acción-reacción


Sólo hay dos palancas que muevan a los hombres: el miedo y el interés. 
 Napoleón I (1769-1821) Napoleón Bonaparte. Emperador francés   

Según reza uno de los principios básicos de la física "Si un cuerpo actúa sobre otro con una fuerza (acción), éste reacciona contra aquél con otra fuerza de igual valor y dirección, pero de sentido contrario (reacción)", esto es conocido como el principio de acción-reacción y a mi modo de ver es una de las mejores explicaciones a la avalancha de opiniones negativas vertidas en contra de Mou en los últimos días.

No estoy con esto justificando al preparador portugués ni mucho menos, de hecho soy de los que piensan que la era Mourinho toca a su fin, simplemente creo, dicho de una forma mucho mas castiza, que quien siembra vientos recoge tempestades.


Cuando una persona envía siempre el mensaje de que los éxitos conseguidos son gracias y el y estos triunfos desaparecen...todos miran hacia el mismo sitio. Si continuamente miras para otro lado cuando los resultados no son los que esperas y encuentras cualquier tipo excusa para tus errores, tus detractores te estarán esperando que la fortuna te esquiva para no dejar de recordártelo.
Si has hecho del maniqueísmo un motor de grupo, corres el serio riesgo de que los "malos" se aúnen en mayoría y te excluyan. Y por encima de todo, si no eres capaz de asumir que no eres el niño bonito de todos y cada uno de los que te observan, que existen estrellas que brillan mas que la tuya y que la teoría heliocéntrica te deja en un lado de la galaxia y no en el centro... Seguramente estas cavando una tumba, que mas pronto que tarde, otros se aseguraran de llenar.

Mourinho en los casi tres años que lleva en la entidad madridista no ha sido capaz de alcanzar ningún grado de identificación con el club, en lugar de aprovechar las ventajas de competir desde una organización sin par y adaptar sus virtudes a las circunstancias, ha decidido como los ejércitos de la edad media quemar los campos que iba pisando, prefiriendo la perdida de los adversarios antes que la ganancia propia. Un problema añadido es que los enemigos han pasado de estar en la trinchera de enfrente a ser vistos en cada esquina. Después de recibir todo el poder que un entrenador ha recibido nunca en Concha Espina (recordemos que históricamente el RM no ha sido un club de entrenadores sino de jugadores, incluso en la época del gran Miguel Muñoz), la respuesta del portugués ha sido ...mirar a su al rededor y decir, como la madre del chiste "¡¡¡todos llevan el paso cambiado menos mi hijo!!!. La suplencia de Casillas no deja de ser el ultimo eslabón de una cadena de decisiones que se ha tornado en espiral de autodestrucción .

Aunque la decisión a final de junio parece mas que evidente , la cuestión es ¿Merece la pena adelantarlo unos meses? ¿Se puede salvar la temporada con o sin Mou?