jueves, 27 de diciembre de 2012

Deportes en Navidad ¿vacaciones o maratón?



A cuenta de un twitter de @Hectorfernandez sobre la diferencia del tratamiento que hacen del deporte como producto la Premier y la NBA con respecto a la LFP, me dio por pensar en si solo es una cuestión relacionada con el marketing y el show que rodea al producto o si eso no es más que una consecuencia de una preocupación por el espectador que con el paso de los años ha derivado en mercadotecnia.

La Premier da continuas señales de su preocupación por la esencia del deporte, por el único que justifica sueldos y la misma existencia de la competición. EL AFICIONADO. Os imagináis, por ejemplo, un partido de liga española retrasado porque un atasco multitudinario que impide llegar al campo… pues en la Premier es normal habitual. Estamos hablando de una competición que adecua sus circunstancias a las preferencias del hincha, promulgando horarios que permitan a todos asistir sin perjuicio alguno para la audiencia televisiva (dentro y fuera de las islas).

Otro gran clásico de la premier es su carrusel navideño de partidos, habitualmente ocho en tres días, y yo me pregunto ¿Por qué los jugadores allí juegan sin ningún problema y cuando se les pregunta por el cansancio dicen que no les importa? Sin embargo aquí, vemos año si y año también, especialmente con jugadores sudamericanos, bastantes “retrasos” en la vuelta al trabajo, ¿será que los brasileños que juegan en Reino Unido tiene menos “saudade? ¿Los argentinos y uruguayos de la Premier aman menos su país que los del resto de ligas? Creo que no, simplemente se ven obligados por el respeto que la competición promueve hacia los hinchas. Bien diferente es el caso español, en el que es posible ver partidos de una misma jornada durante cuatro días y en horarios que desafían a toda lógica. Conclusión: cada vez se ve más cemento y menos camisetas en los estadios

Y como no hablar del Boxing Day, día dedicado especialmente al hincha infantil que se muere por ver a sus ídolos después de Navidad. ¿¿Cómo van a acudir los niños a Zorrilla un lunes a las 22.00 en pleno Noviembre?? Sinceramente, ME MUERO DE ENVIDIA.

Y alguien que se imagine un día de Acción de Gracias o de Navidad sin los partidos de la NFL o NBA. Si hasta la NBA ha implantado las camisetas conmemorativas de Navidad en todos los equipos (si, esta es la barrera que pasa del cuidado por el hincha de Inglaterra al cuidado por el producto estadounidense).

Resumiendo, que en los días en que más gente podría ir al estadio y consumir en él y crear un vínculo tradicional entre el hincha y su templo, nosotros nos tenemos que contentar con leer las declaraciones de cada uno al llegar a su casa y rezar, porque a ninguno le dé por quedarse un par de días porque “misteriosamente” tuvo problemas en la aduana.

Yo no tengo dudas, en la navidad deportiva el maratón es la opción. ¿Y tú?